Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

25 abril 2012

Tarta Sacher



Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Abril nos invita a preparar una tarta clásica austriaca: la Tarta Sacher

La Sacher es un tarta de chocolate típica de Austria: originariamente consiste en dos planchas de bizcocho de chocolate unidas con una mermelada de albaricoque y recubiertas con un glaseado de chocolate.

Esta tarta fue inventada en 1832 por Franz Sacher, que comenzaba en el mundo de la repostería. El motivo de crear algo especial era deleitar a un grupo de invitados entre los que se encontraba el príncipe Klemens Wenzel von Metterich.
La tarta Sacher la he comido muchas veces, aunque las tartas de chocolate no son precisamente mis favoritas, pero esta es la primera vez que me he lanzado a hacerla, y como siempre gracias a los retos que nos marca el círculo.
Aunque la tarta original como se indica antes es con mermelada de albaricoque, yo he utilizado mermelada de melocotón, ya que de siempre me ha gustado más. Tampoco he seguido la receta que ponen en el círculo, ya que yo tenía guardadas dos recetas distintas de la Sacher, y he decidido usar una de ellas.  

La tarta la llevé a una reunión familiar y gustó a todo el mundo, suave y jugosa. ¡Umm! ¡deliciosa! Otra tarta que seguro que prepararé más veces.

Ingredientes: 


Para el bizcocho:

110 gr. de almendra
100 gr. de harina
100 gr. de azúcar glas
50gr. de azúcar normal
100 gr. de mantequilla
6 huevos
150 gr. de chocolate al 70% (yo usé 60%)
1 sobre de levadura
1 sobre de vainilla azucarada
Mermelada de albaricoque (yo usé melocotón)

Para el glaseado:

100 gr. de nata con 35% de materia grasa
150 gr. de chocolate 60%
30 gr. de mantequilla

Para preparar esta tarta no hay que tener prisa, la incorporación de cada uno de los ingredientes se va haciendo con mimo. Empezamos picando las almendras con la picadora o en un robot de cocina y las reservamos.


El chocolate lo derretimos en el microondas, revisando cada 30' y removiendo hasta que esté completamente fundido y dejamos que se enfrie un poco (me encanta remover el chocolate cuando está fundido).


Con las varillas mezclamos el azúcar glas con la mantequilla a temperatura ambiente. cuando la tengamos bien mezclada añadimos el chocolate fundido y seguimos mezclando con las varillas.


Cogemos los huevos y separamos la yema de la clara. Las claras las vamos poniendo en un bol grande y las yemas las añadimos a la mezcla anterior de una en una. No añadimos una nueva  yema hasta que la anterior no esté completamente ligada.


Ahora es el momento de añadir las almendras molidas con el azúcar avainillado, mezclando de nuevo con las varillas.


Cuando ya tenemos una masa homogenea, reservamos mientras montamos las claras a punto de nieve. Antes de que este consistentes se va incorporando el azúcar normal. Y seguimos montando.


Cuando las claras estén en su punto, se añaden a la masa reservada con mucho cuidado, mezclando con movimientos envolventes para que no se bajen.


Tamizamos el harina y la levadura sobre la mezcla y seguimos con movimientos envolventes, despacito y con suavidad.


Pincelamos con aceite un molde y vertemos la mezcla, dejando un rato en reposo para que se asiente bien.


Horneamos a 160ª durante 45' (dependiendo del horno) y luego dejamos enfriar sobre una rejilla.


Una vez frio el bizcocho, cortamos por la mitad ayudados de un cuchillo panadero si, como yo, no tenéis herramientas específicas para ello.

Rellenamos con la mermelada, cubriendo bien las dos mitades del bizcocho. Como he dicho al principio, aunque la receta original lleva mermelada de albaricoque, a mi siempre me ha gustado mas la de melocotón, por lo que es esa la que utilicé.


Para el glaseado ponemos en un cazo la nata y la vamos calentando a fuego lento y removiendo. Antes de que rompa a hervir, añadimos el chocolate troceado y separado del fuego mezclamos bien y dejamos que se funda. si necesita algo más de calor para fundir correctamente lo ponemos un poquito más al fuego. Añadimos la mantequilla que tendremos a temperatura ambiente y mezclamos.


Ponemos la tarta sobre una rejilla y vertemos el glaseado de chocolate, cuando haya templado un poco. Dejamos que se enfrie un poco más y la decoramos. Metemos en el frigorífico y dejamos que enfrie bien. al cabo de dos horas ya tenemos nuestra tarta lista para comer.

Esta tarta aguanta varios días en perfectas condiciones.



¿Quéries probarla?


Os advierto que si la probàis tendréis que repetir


Bon Appétit

20 comentarios:

  1. Os ha quedado estupenda. Esta tarta la he probado muchas veces y es una de mis preferidas, pero no me he atrevido a prepararla en casa aún. Que rica se ve ésta!!! Besos

    ResponderEliminar
  2. Te ha quedado genial, ha costado hacerla eh? pero realmente esta deoiciosa un placer para los que nos gusta el chocolate

    saludos

    chez glace

    ResponderEliminar
  3. Me encanta ver cómo cada uno la hacemos de nuestra manera. Qué rica con esa mermelada!

    ResponderEliminar
  4. Se ve fantástica y no hace falta mucho para imaginar lo rica que estaba

    ResponderEliminar
  5. Claro que me hubiera encantado probarla, la verdad que con lo laborioso del bizcocho no me extraña que salga tan rica, lo que se ve del corte es para relamerse. Ideal para los mas chocolatosos de la familia.
    Besines
    Nieves

    ResponderEliminar
  6. es una tarta que me chifla,os quedo genial!
    saludos.

    ResponderEliminar
  7. estupenda, no os conocia, me quedo por aqui, ahora mismo me pongo entre tus seguidores y os invito a mi blog, alli esta mi propuesta de sacher tambien... ademas estoy de sorteo, por si os interesa

    http://www.carolinaceballo.blogspot.com.es/2012/04/mi-primer-sorteo.html

    besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya nos hemos apuntado y hemos seguido al pié de la letra todas las instrucciones, hasta nos hemos traído el logo al lateral del blog. Y que nada que ya tienes nuevas seguidoras.
      Gracias por visitarnos!!
      Besines
      Nieves y Elena

      Eliminar
  8. Me encanta la advertencia de "que dura en perfectas condiciones varios días"...en mi casa no duraría ni un teledriario. Con lo golosos que somos todos no creo que hubiera sobras, jajaja. Pero bien está advertirlo.

    Bellísima la tarta.

    Bss

    ResponderEliminar
  9. Mira que le tengo yo ganas s esa tarta, que nunca la he hecho después de ver esta me empiezo animar
    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Ñam y reñam!!!!..hoy me vais a matar con tanta tarta sacher :)
    ahora tendré que hacer una y recetas no me van a faltar!!!!!!..solo falta decidirse!!!!
    miles de besitos mis niñas de la cajita!!!!!!

    ResponderEliminar
  11. OHHHHH ya llevos unas cuantas SACHER HOY ..pero no me imprta ..me gusta tanto que las miro y las remiro ..uhmmm que buena esta ..en mi casa tampoco duraria NADITA ..JAJA BESOS MARIMI

    ResponderEliminar
  12. Te ha quedado preciosa,y seguro que riquísima. Yo también la he preparado para el concurso pero con mermelada de frambuesas ¿cambiamos un trocito? Un besazo.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  13. uhmmm...deliciosa, de mis preferidas. Yo la suelo hacer con mermelada de frambuesa, es muy rica tambien.

    Muaks

    ResponderEliminar
  14. Todo un clásico , pero no por ello sigue siendo una gran tarta, el corte que nos enseñas esta de muerte, esponjoso y tierno....que bueno!!!!!
    Besos
    Miguel
    lareposteriademiguel.blogspot.com

    ResponderEliminar
  15. Cuantas tartas sacher estoy viendo, voy a tener que echar a suerte cual me quedo jajaja, aun no me atrevi con ella, algun dia caera, besos y suerte

    ResponderEliminar
  16. Que rica y jugosita esta tarta, cuanta envidia me dais, si pudiera tener ahora aqui una ración a mi lado me la comería sin rechistar, besos

    ResponderEliminar
  17. Una gran tarta y de sabor espectacular. Os ha quedado perfecta. Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Mira que hemos disfrutado haciendo esta tarta una propuesta genial

    ResponderEliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!