Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

08 abril 2012

La Mar, algo mas que un Albariño


Es habitual que algunos sábados o domingos por la mañana, acabemos las cuatro hermanas yendo a tomar el aperitivo a casa de nuestra madre. Los que viváis en  ciudades pequeñas pensaréis que es fácil improvisar, pero en Madrid todo es distinto. Mis padres se fueron a vivir "a las afueras" cuando yo tenía diez años, buscando zonas ajardinadas y cada una de nosotras, aunque al principio de nuestras respectivas emancipaciones nos fuimos de nuevo a Madrid, acabamos buscando las ansiadas zonas residenciales, pero en puntos muy distantes entre si.

 Pero como he dicho antes las improvisaciones surgen solas, una llama a otra, y esa a a la siguiente y en un periquete hacemos la llamada:

- Mami ¿nos invitas al aperitivo?
- Eso no tenéis que preguntarlo, pero ¿Os quedáis también a comer?
- No, no a comer no, nos acercamos un ratito solo
- ¿Vienen los niños?
- Montse se trae a las dos pequeñas, Carmen viene sólo con Claudia y Nico y la verdad es que a Lourdes no le he preguntado. Yo en principio voy sola, pero lo mismo se apunta Tamara con los peques.

En una hora estamos todas reunidas y mi madre ha preparado tal cantidad de "aperitivos" que acabamos tomando café y dándonos por "comidas".

En la última reunión, mi hermana Carmen nos sorprendió con un vino blanco extraordinario. Se trata de un vino de Bodegas Terras Gauda, "La Mar". Un vino con un soprendente sabor a Albariño, hecho con uva en su mayoría caiño, una variedad de uva gallega recuperada recientemente y con un menor porcentaje de albariño y loudeiro.

 

Ya sabéis que yo  lo único que se es si el vino me gusta o no, pero los expertos dicen de este vino:

 Amarillo dorado verdoso. Nariz media, plátano verde con toques de fruta blanca, herbáceo, cítrico, monte, balsámico, notas florales y ahumadas, mineral. Graso, potente, sabroso, ligeros amargos, toque licoroso, punta de acidez "verde" en final  que lo hace refrescante. Retronasal balsámico, monte y cítricos, persistente. Diferente y sabroso, gana con temperatura y tiempo en copa.






Unos patés, tortilla, croquetas, ensalada, ahumados, jamón, queso.... todo estaba rico y el vino realmente merecía la pena, y estar en compañía de mis hermanos y mi madre mas todavía.


Chin-chin y Bon Appétit

5 comentarios:

  1. Tiene que ser un buen vino, ese no lo conozco.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Siempre me gusta descubrir vinos nuevos. Gracias amiga y decirte que no me importaría apuntarme un día a esos aperitivos que os montáis con tu madre...
    Besines
    Nieves

    ResponderEliminar
  3. Que suerte¡¡¡¡ tener hermanas cerca y compartir momentos especiales saludos

    ResponderEliminar
  4. QUe gusto esas reuniones, me encantan. Me apunto ese vino, que no lo conocemos...

    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Pues sí, me encantaría poderme reunir con mi hermana así pero siempre surgen cosas que nos lo impiden...ainsss qué envidia.
    Bss
    La cocina de Mar
    http://la-cocina-de-mar.blogspot.com.es

    ResponderEliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!