Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

30 noviembre 2011

Pastel de carne con morcilla


Además de los asados, los pasteles de carne o pescado son las cosas que más me gusta preparar cuando viene gente a comer a casa. Son socorridos, los puedes hacer de mil maneras, y lo mas importante, se pueden hacer con anterioridad.

Este pastel de carne no estaba previsto hacerlo así, pero Embutidos Ríos, una empresa familiar especializada en la morcilla de Burgos y que combina la tradición de siempre con la nueva tecnología, nos envió un lote con sus productos para que los degustásemos y pensé que sería buena idea incorporar la morcilla al pastel.


No me equivoqué, la comida fue un éxito y todos repitieron, por lo que este pastel de carne con morcilla se quedará entre los habituales de mi casa.

Para prepararlo necesitamos lo siguiente:



1 Kg de carne picada
1 morcilla de Burgos Ríos
2 lonchas de jamon York
1 cebolla
1 pimiento
1 zanahoria
2 huevos
sal y pimienta







Picamos muy fino el pimiento, la zanahoria y la cebolla, yo lo hice con un robot de cocina para que la carne picada fuese solamente la de la ternera, je, je. y lo rehogamos con un poco de aceite de oliva virgen y reservamos


Salpimentamos la carne picada y le añadimos los huevos batidos, mezclamos bien y cuando esté bien mezclado el huevo con la carne añadimos las verduras rehogadas. Seguimos mezclando hasta que esté toda la carne homogénea.



Ahora cogemos un recipiente para plumcake. Yo utilizo uno de silicona, pero si usáis de otro material hay que engrasar con un poco de aceite para que luego sea más sencillo desmoldarlo. Ponemos la carne picada hasta la mitad.


Cogemos la morcilla, le quitamos la piel, la envolvemos en dos lonchas de jamón de York


 y la colocamos encima de la carne picada, presionando para que se asiente bien en la carne. ahora cubrimos con el resto de la carne hasta llenar el molde.


En el horno previamente calentado a 200º, horneamos durante 20'-25'. Lo dejamos enfriar un poco antes de desmoldar.


Desmoldamos...


Lo cortamos en lonchas


y lo servimos acompañado de un puré de patatas, arroz o ensalada.


A mí me gusta hacer el pastel de carne con verduritas en lugar de pan rallado. Se queda la carne mucho más jugosa.



¿Os animáis a probarlo con morcilla?


Bon Appétit

29 noviembre 2011

Flores de tomate y habitas tiernas


La huerta navarra es en nuestro país un reclamo de calidad y categoría... sus legumbres y verduras son toda una exquisitez... hoy en día las podemos conseguir en establecimientos especializados y en grandes superficies fijándonos bien en la etiqueta... pero lo mas cómodo al menos para mí son los botes... en ellos se conservan todo su sabor, sus propiedades y lo mejor de todo, vienen ya cocinadas y listas para consumir por eso cuando "Conservas del Reino" nos envió una muestra de algunos de sus productos selectos no pude resistirme a preparar una receta vistosa, rica y de contrastes... entre otros elegí estos:

28 noviembre 2011

Pan especiado ¿dulce o salado?


El pan en todas sus variantes es  una de las cosas que más me gusta comer, aunque me privo bastante. Aún recuerdo el olor que despedían las tahonas cuando era pequeña. Me gustaba que mi madre me mandara a comprar el pan y ver sobre un enorme mostrador de madera, siempre manchado con el harina que despedían las barras al posarlas, las variaciones que había hecho el panadero ese día. Largas, grandes, pistolas, roscas, fabiolas, colines....... Me quedaba hipnotizada durante unos minutos viéndolas todas. Luego pedía 4 pistolas y una grande (mi madre no me dejaba improvisar), y me volvía tocando a través de la bolsa el pan caliente recién hecho. Nunca llegaban las barras enteras a casa, siempre faltaba el "coscurrito" de una de ellas. No lo podía evitar.

Hoy os traigo dos versiones de un mismo tipo de pan. La dulce ideal para acompañar quesos, mermeladas o patés en meriendas y desayunos y la salada para preparar tapas o acompañar cualquier comida.

Dulce:
200 gr de harina (yo usé un poco menos porqué añadí salvado de avena y trigo, ya sabéis, la dieta, je, je)
2 cucharadas de leche en polvo
6 cucharadas de crema de queso
3 huevos
1 sobre de levadura
3 claras de huevo
1 cucharada de canela
1 cucharada de nuez moscada
1 cucharada de anís en grano
100 gr. de azúcar

Salado:
Sustituimos el azúcar y las especias por orégano, albahaca, romero, una pizca de pimienta y semillas de amapola que añadimos cuando el pan esté en el molde


En un bol mezclamos bien el harina con la levadura y la leche en polvo (en mi caso también incorporé el salvado). A continuación añadimos el queso batido.


Incorporamos las claras y los huevos enteros y batimos con las varillas luego añadimos el azúcar y removemos bien para que nos quede una mezcla homogénea. Ahora incorporamos las especias y  movemos un poco más.


Vertemos en un molde previamente engrasado o en uno de silicona. Horneamos a 180º durante 40'.
Pasado este tiempo, lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.


Desmoldamos y listo para degustar. Este es un pan sin amasado, del tipo de los de molde, con miga consistente.

¿Cómo lo prefieres? ¿Dulce?







¿Salado?




Bon Appétit

27 noviembre 2011

La Rioja, viñedos, Briones y menú de otoño


Mientras Elena descansa después del ajetreado día de ayer, lleno de emociones y alegrías por la boda de su primogénito Héctor en tierras de Teruel, yo rememoro la tercera y última entrega de mi escapada sorpresa de noviembre ... si las anteriores fueron una maravilla, ésta se llevó la palma...

Ya conocéis mi afición por los vinos y mi arraigo familiar y sentimental a las tierras de la Ribera del Duero... por este motivo nunca se me había ocurrido hacer una escapada "vitivinícola" a La Rioja, ya sabéis que son la competencia directa, pero tengo que decir que no me defraudó para nada, todo lo contrario, me cautivó...

26 noviembre 2011

32ª edición semanal del podcast de La cajita



Tic, tac, tic, tac. El tiempo corre, tengo el traje preparado, los zapatos, el tocado, las arras....

¡Las arras!¡No he guardado las arras!. Nieves por favor recuerdame que coja las arras.
Tranquila, no te estreses que te van a salir arrugas.
¡Arrugas!, se me ha olvidado meter la crema antiarrugas
¿Y el chaqué? ¿Ya lo has recogido?
De eso se encarga Pepe. ¿Lloverá?
En Internet dicen que estará soleado, con algunas nubes
¿Quién lo dice el que dijo que ibamos a tener un verano muy corto?
Noo, que he lo he mirado eltiempo.es y no suele fallar
¿Lo que tengo en la punta de la nariz es un grano?
Pues mira niña, si. Lo que tienes en la punta de la nariz es un grano, pero de arroz, que no te has limpiado bien

Así tooooda la semana, menos mal que Nieves tiene más paciencia que el santo Job, porque llevo una semana mordiendo esquinas de los nervios que tengo. ¿Lo sabéis no? Siiiii hoy por fin se casa mi hijo. 

La boda es en Teruel, como ya os anticipé. Salgo para allí escopetada. Prometo contaros todo a la vuelta, mientras tanto Nieves se queda preparando, como hace todas las semanas, el "magazine" con nuestro resumen semanal.


25 noviembre 2011

Tarta de manzana frita con aroma de vainilla


Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de noviembre nos invita a preparar un masa básica en pastelería: pasta sablé

Pasta sablé, sablé bretón o masa quebrada, es la base de muchas tartas y empanadas, aunque también se puede comer como unas simples y deliciosas galletas. 

El nombre de sablé, viene de su origen francés, concretamente de la zona de la Normanda, significa arena y es fiel reflejo de la textura que debe quedar al comerse. 

Nunca había preparado esta masa, simplemente, cuando quiero preparar alguna tarta que la lleva la compro hecha, pero acepto el reto. Nieves y yo nos turnamos los retos del círculo y este mes me tocaba a mí realizar la receta dulce.

Al pensar en masa quebrada dulce, enseguida pensé en la tarta de manzana de mi madre, pero luego me eché para atrás, las comparaciones son odiosas y no estaba dispuesta a que medir mi tarta con la de mi madre, así que opté por hacerla de una manera completamente diferente.

Lo primero que hice fue la masa y estas son las cantidades que usé, aunque ya de antemano os digo que para el molde que tenía preparado me quedé corta.





Ingredientes para la masa:

  • 200 gr. de harina de repostería
  • 100 gr. de mantequilla
  • 50 gr. de azúcar glass
  • 1 huevo
  • una pizca de sal









Aunque recomiendan hacer esa masa de forma manual, yo la preparé con la THMX. La elaboración es muy sencilla, porque es una masa que hay que trabajar muy poco. Tiene que resultar granulosa, con aspecto de arena, pero es importante que tanto el huevo como la mantequilla estén recién sacados del frigorífico.

Es importante poner los ingredientes en el siguiente orden, primero el harina, después la mantequilla cortada en dados, el huevo, el azúcar y la sal.


Batimos 15'' a velocidad 4  y listo. Retiramos la masa, hacemos una bola y la ponemos en el frigorífico envuelta en fil durante una hora.


Ahora toca extenderla lo más fino posible. Yo por mucho que estiré y estiré, no conseguí cubrir el molde que había preparado que era de 28 cm. Este molde es el único bajo que tengo, por lo que al final tuve que coger un molde de los de bizcocho y a ojo dejar un borde de 1,5 cm. Pinchamos con un tenedor para que no se infle y horneamos durante 15' a 180º.

Sí, la vitrocerámica es la única superficie lisa de mi cocina
Ya tenemos nuestra masa, y ahora nos toca hacer el relleno.


Ingredientes para el relleno:

  •  Por un lado preparamos una crema pastelera con 1/2 litro de leche, 4 yemas de huevo, 150 gr. de azúcar y dos cucharadas de maizena
  • Por otro necesitamos dos manzanas, una cuchara sopera de azúcar y aroma de vainilla.


Cortamos en dados dos manzanas y las rehogamos en una sartén con un chorrito de aceite.


Cuando se empiecen a dorar, añadimos un chorrito de aroma de vainilla y una cucharada sopera de azúcar. Removemos un poco, vertemos sobre la crema pastelera y retiramos del fuego.


Dejamos que se temple y cuando se haya enfriado un poco vertemos con cuidado por encima de la masa horneada. Extendemos bien por toda la superficie y dejamos enfriar en el frigorífico.


Cuando vayamos a consumirla, la desmoldamos y la espolvoreamos con canela molida. Y como el día anterior, paseando por la Puerta del Sol de Madrid, ya olía a Navidad, con las loteras cantando sus números y los músicos callejeros entonando los primeros villancicos, mientras unos operarios iban montando el árbol luminoso, decidí ambientar la tarta con dos pequeñas figuras navideñas.


La próxima vez haré más cantidad de masa o me compraré un molde bajo más pequeño.



Bon Appétit

Truqui: Mi madre me dijo luego que si se extiende la masa sobre papel de horno, la podemos enrollar sobre si misma y luego es más fácil trasladarla al molde y colocarla.

24 noviembre 2011

Spaghettis ecológicos sobre cardos salteados y frutas tropicales


Mi marido y yo tenemos mucha afición a recorrer los Paradores de nuestro país, desde la primera salida sorpresa de fin de semana que me preparó hace ya años cuando comenzamos a salir que fué al Parador de Fuente Dé, en plenos Picos de Europa, no hemos parado, ya nos hemos alojado en mas de 20 y comer, cenar o tomar un café en mas de 30... cualquier ciudad que visitemos siempre miramos si tiene Parador y si no nos es posible alojarnos siempre nos pasamos aunque sea para sentarnos un ratito en sus salones y disfrutar de una copa de vino, así ponemos otro "tic" en el mapa.

23 noviembre 2011

Pastel de atún y gambas


Los pasteles de pescado me gustan porque son muy socorridos cuando tenemos invitados en casa, ya que los podemos preparar con antelación, y al servirse fríos podemos disfrutar de los aperitivos sin tener que ir de visita continuamente a la cocina a vigilar.

Para este pastel he decidido utilizar un buen atún claro, palitos de cangrejo y gambas.

22 noviembre 2011

Tarta estrella de piña


Tenía ganas de preparar una de estas tartas que podemos llamar "invertidas", se trata de pasteles o postres cuyo adorno, fruta o ingrediente principal se coloca en la base del molde y luego al desmoldar hay que voltearlo para quede en la parte superior, a la vista.

No había preparado nunca una y se me ocurrió esta fresquita de piña cuya idea tengo que confesar que la vi en algún blog pero que lamentablemente no apunté... si alguien la ve y la reconoce por favor decídmelo sin problemas que pondré por supuesto una reseña vuestra.

20 noviembre 2011

Casa Lhardy - Carrera de San Jerónimo


Ya os he comentado en muchas ocasiones que disfruto paseando por las calles de Madrid. Me gusta observar mi ciudad con ojos de turista y ver sus rincones, sus calles y sus edificios. En las estanterías de mi casa tengo libros de anécdotas, de fotografías y de crónicas de Madrid.


En esta ocasión mi marido y yo dirigimos nuestros pasos a la Carrera de San Jerónimo. Un paseo corto si sólo caminas, o muy largo si como yo vas observando cada trocito de esta calle que está llena de historia.


Esta calle que nace en la Puerta del Sol y llega hasta la Plaza de Las Cortes, lugar en el que se encuentra el Congreso de los Diputados. Hacia la mitad de la calle se encuentra la Plaza de Canalejas, que en su momento se quiso convertir en distrito financiero, por lo que varios bancos tienen ahí unos edificios suntuosos con mármoles y maderas nobles. 


En dicha plaza hay también un comercio muy peculiar "La Violeta". Un comercio con la fachada de madera que nos traslada a otra época, y cuyo escaparate está lleno de caramelos de violeta.


Otro comercio tradicional en esta calle es "Casa Mira", inaugurada en el año 1855, y donde hacen un turrón artesanal de una calidad excelente. Y el teatro Reina Victoria inaugurado en 1916.



Y por supuesto Casa Lhardy, lugar al que encaminabamos nuestros pasos. Siempre he querido comer su famoso cocido y por fin mi marido me dio ese capricho. Crucé la entrada emocionada y al entrar en uno de sus salones sentí la presencia de la reina Isabel II, Alfonso XII, Mata-Hari, Benito Pérez Galdós, Azorín....


Lhardy fue inaugurado en 1839. La fachada está realizada en madera de caoba, y los salones conservan los papeles pintados de la época, al igual que chimeneas y ornamentos.


Lhardy es también conocido por el samovar de plata para el autoservicio del consomé, muy popular entre las damas de esa época. Además fue el primer local madrileño en el que se permitía a las señoras que fuesen solas, todo un éxito para la liberación femenina española. 




Nos sentaron en el Salón Japones, un salón con muy pocas mesas que te hacía pensar que estabas en una casa privada de hace 170 años.


Manteles de hilo con el emblema de la casa, cubertería de plata, cristalería fina, camareros superserviciales, quizá demasiado pomposos, pero yo no me corté en bromear al dirigirme a ellos.


Pedimos el cocido. Primero nos pusieron unos entrantes y enseguida vinieron con la sopera de plata. El caldo estaba riquísimo, sin grasa, con fideos finos tipo "cabellín" como a mí me gustan.




Luego las verduras, carnes, garbanzos y relleno (si quieres puedes repetir)


De postre compartimos un suflé. Os puedo decir que disfruté de cada momento. Se que fue un lujo, pero ahora cuando lea a Galdós sabré de lo que habla.



Hace mucho tiempo, la revista Hola publicó la receta del cocido de Lhardy, así que os dejo con ella.

Ingredientes para 4 personas:
300 g de garbanzos, 3 chorizos, 3 morcillas, 3 salchichas, 3 patatas enteras, 2 codillos de jamón, 2 zanahorias, 1 repollo, 1 gallina, 1 morcillo de ternera, 1 trozo de tocino, 1 hueso de rodilla de ternera, 1 punta de jamón, 3 dl de salsa de tomate frito natural 

Para el relleno: 
400 g de ternera, 150 g de tocino, 3 dientes de ajo, 3 huevos, miga de pan fresco, perejil y sal marina 

Para la sopa:
1 puñado de fideos finos por comensal 

Preparación:
Poner a remojo los garbanzos 12 horas. Para el relleno, mezclar la carne picada, el ajo y el perejil majado con los huevos. Sazonar y formar un cilindro grueso. Reservar. En una marmita con agua fría, cocer durante 2 horas a fuego lento la gallina, el morcillo, los codillos de jamón, el tocino, el hueso de rodilla y la zanahoria. Una vez cocidos, retirar los ingredientes junto con una parte suficiente de caldo para darle un hervor justo antes de servir. En el caldo restante, incorporar el relleno, que retiraremos a la media hora de cocción, junto con los garbanzos en una red. Cocerlos 2 y 1/2 h. En otra marmita aparte con agua fría, agregar el repollo cortado en dados y, al levantar la verdura, refrescar. Llevar al fuego con caldo de la misma cocción y añadir el chorizo, el jamón, la morcilla y un poco de tocino, dejando 2 horas de cocción. Para la sopa, partir un trozo de la pechuga y del jamón para hacer el picadillo. Colar el caldo de la cocción de las viandas, llevar a ebullición y añadir los fideos, dejarlos hervir 8 minutos, dependiendo del grosor. Cuando estén hechos, añadir el picadillo. 

Presentación:

Pasar la sopa a una sopera. Poner en una fuente los garbanzos con la carne, el relleno, la pechuga deshuesada, el jamón y el hueso de caña con la zanahoria, y en otra fuente, el repollo, el chorizo, la morcilla, la salchicha, el jamón y una patata. Acompañar las viandas con el tomate frito natural caliente en salsera.

Bon Appétit