Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

21 noviembre 2014

Kapunata maltesa


Si alguien ha pensado que la receta de hoy es un guiso de la pobre gallina Caponata, está muy lejos de la realidad, ya que este plato es completamente vegetariano ;) 

Siempre me ha gustado probar platos de otros países y otras culturas, y me he dado cuenta que muchos de esos platos son variantes de otros de países vecinos. Es lo que pasa con la cocina maltesa, una gastronomía muy mediterránea, pero con matices del norte de África. Llena de colorido y aromas, utilizan mucho las verduras y hortalizas, el queso y por supuesto el aceite de oliva. La kapunata es un guiso de hortalizas que nos puede recordar a nuestro pisto manchego o a la caponata siciliana, aunque aquí la protagonista es la berenjena. Vamos con la receta.



Ingredientes:
  • 500 gr. de berenjenas
  • 200 gr. de cebollas
  • 200 gr. de calabacínes
  • 500 gr. de tomate natural o natural pelado de lata
  • 3 ramas de apio
  • un puñadito de aceitunas
  • 1 vaso de agua
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

Este plato es muy fácil de preparar. Lo primero es ir cortando todos los ingredientes, la cebolla en juliana, los calabacines en tacos al igual que las berenjenas, el apio en trocitos pequeños y el tomate natural en trozos de tamaño medio.


En una cazuela o en una cocotte (yo no tengo la famosa, sino una del Ikea y muy contenta con ella), ponemos un chorrito de aceite de oliva y en cuanto coja calor rehogamos la cebolla.


En el momento que empiece a transparentar la cebolla añadimos las berenjenas, los calabacines y el apio. Removemos bien y añadimos el tomate troceado.Quitamos el hueso a las aceitunas y las incorporamos al guiso.


Seguimos removiendo las hortalizas y por último incorporamos un vaso de agua o un poco menos, todo depende del jugo que haya. Yo he utilizado los tomates pelados enlatados, y estos siempre vienen con mucho jugo. Si hemos usado tomates naturales podemos añadir dos o tres cucharadas de tomate frito. Tapamos y dejamos cocer a fuego lento durante 30 minutos aproximadamente.


En Malta se suele servir como aperitivo, pero es perfecto para acompañar cualquier plato de huevos o carne.




Bon appétit


19 noviembre 2014

Pollo especiado con boletus


Siempre me ha gustado jugar con las especias para darle un gusto distinto a los platos, pero no penséis que antes se disponía de tanta variedad como hay ahora.  Todavía recuerdo la cara de extrañeza cuando en una pequeña tienda de ultramarinos que había en el barrio al que me mudé nada más casarme, cuando pedía sal de ajo o albahaca. Ahora tenemos todo un despliegue en los supermercados y hay múltiples tiendas especializadas en las que encontramos todo lo necesario para dar a nuestros platos ese toque personal que, como un buen perfume, forma parte de nuestra esencia.

Hoy os propongo este pollo especiado con boletus que ahora están de temporada.





Ingredientes:
  • 4 o 5 cuartos traseros de pollo
  • 300 gr. de boletus frescos o congelados
  • 1 ½  C/p de pimentón dulce
  • 1 ½  C/p de cilantro seco
  • 1 C/p de jengibre en polvo
  • 1 C/p de mostaza en polvo
  • 5 o 6 dientes de ajo
  • 100 ml de aceite de oliva virgen
  • 50 ml de vinagre de manzana
  • Sal
Elaboración:

Lavamos el pollo y le quitamos bien toda la grasa, lo secamos con papel de cocina y reservamos. En un recipiente vamos poniendo el aceite, el vinagre, la sal y todas las especias y se baten  bien hasta que emulsionen. Lo podemos hacer con la batidora de brazo, con las varillas o con un batidor de pilas que son comodísimos para preparar aliños.


Con esta mezcla pincelamos bien por todos los lados los cuartos traseros, los vamos colocando en una fuente, y por último vertemos por encima todo el aliño que nos ha sobrado. Dejamos reposar el pollo con el aliño al menos 30 minutos. Después añadimos los dientes de ajo pelados y metemos al horno que previamente hemos calentado a 200º (esto depende del tipo de horno). 


Lo tenemos durante media hora, luego le damos la vuelta y añadimos los boletus troceados y dejamos hacer durante 15 minutos más. Los tiempos también son orientativos, porque al igual que la temperatura, hay hornos que distribuyen mejor el calor que otros. Pinchar siempre los asados, cuando pase el tiempo indicado, para comprobar que no salen jugos crudos.


Sencillo, rápido y muy sano. Sólo nos queda disfrutar de él.



Bon appétit

Si te gusta el pollo asado te pueden gustar también: Pollo asado al limón y canela, Pollo asado a la miel, Pollo "Pepe" asado, Pollo a los cítricos.

16 noviembre 2014

Atol de elote - Cocinas del Mundo (Guatemala)


O "bebida de maíz", es una de las delicias de la gastronomía guatemalteca, es una bebida ancestral proveniente de los Mayas.
Para ellos el maíz era un producto sagrado presente en todas sus ceremonias en forma de esta bebida.
El maíz no sólo era indispensable como alimento, no se desperdiciaba nada, incluso sus hojas o pelos se aprovechaban para envolver comidas, fabricar juguetes o incluso armas con sus tallos. Hoy en día estas artesanías todavía se consiguen en mercados de arte guatemaltecos.
Lo llamaban "tolli" y fueron los españoles los que lo bautizaron como maíz al principio de sus conquistas en las Antillas. El nombre fue evolucionado hasta llamarse hoy en día "elote" y la palabra "atol" significa bebida.

Nos hemos ido a Guatemala de manos de Teresa del blog "Casa Tere" que en su mes como anfitriona nos proponía cruzar el charco por primera vez desde que "Cocinas del mundo" comenzara su andadura.



La gastronomía de Guatemala es muy variada gracias a su posición geográfica, mar, praderas, bosques, montaña...muchos ingredientes nos trajimos de este estupendo país en nuestros viajes a América y uno de ellos es el maíz, una de las bases de su cocina  y que hoy he querido acercaros en forma de esta sencillisima receta pero que de lo rica que ha resultado ya figura entre los postres de mi lista de favoritos, además de ser una opción estupenda como aperitivo dulce o como bebida servida para separar la carne del pescado en alguna celebración especial que tengamos.
No os la perdáis caliente o fría es perfecta todo el año.

Ingredientes para 4/6 personas:
- 2 medidas de granos de maíz (en este caso dos latas de 200 gr.)
- 1/2 medida de azúcar
- 4 medidas de agua
- 1 rama de canela
- 1/2 cucharadita de sal







Preparación:
Batir el maíz con la mitad del agua.

Colar sobre una cazuela.


Añadir el resto del agua, el azúcar, la rama de canela y la sal y llevar a ebullición.
Dejar cocer a fuego lento durante 10 minutos removiendo de vez en cuando.


Servimos caliente o fría espolvoreando canela y añadiendo unos granos de maíz.




Y ahora vamos a ver que han cocinado el resto de los viajeros, podemos ver la lista en el blog "Casa Tere".

Pero no sin antes daros una muy buena noticia que creemos que os va a gustar, como si del Corte Inglés o de las calles de Madrid fuéramos, Cocinas del Mundo ha querido vestirse de Navidad un mes antes ¿qué queremos decir con esto? pues que para la siguiente edición hemos decidido ponernos el gorro de Papá Noel y cambiar un "pelín" la dinámica del juego, tendremos que cocinar un plato navideño, pero del país que queramos, vamos a dar libertad mundial para que os empapéis de las mejores recetas navideñas del mundo y las plasmemos esta vez aquí, en La Cajita, Elena como buena anfitriona que es y con lo que le gusta la Navidad ha cogido el relevo de este reto "Cocinas del Mundo (Navidad)" por lo que debéis enviar vuestros enlaces a: lacajitadenieveselena@gmail.com antes del 21 de diciembre, día de publicación de todas las recetas, ya sabéis a las 9:00h.
Seguro que logramos una recopilación de recetas navideñas estupenda y alguna seguro que estará presente en nuestras mesas estas fiestas ;-)

Por supuesto Marga, nuestra "Design Manager" ha tuneado nuestro logo acorde a esta edición navideña, aquí os lo dejamos para que lo pongáis mientras duren estas fiestas.



14 noviembre 2014

Tarta de nueces


Cuantas veces nos ha pasado que nos ponemos a hacer una nueva receta con toda nuestra ilusión, y al cabo del rato vemos con desánimo que eso no está saliendo como debiera. Algunas veces, no nos queda más remedio que tirarlo a la basura, sobre todo si hablamos de masas como es en este caso, pero otras podemos salir airosas dándole la vuelta completamente a la receta.

Me levanté con la idea de preparar un pastel relleno, por lo que necesitaba una masa elástica. Todavía no se que es lo que ocurrió, quizás fue que decidí usar harina sin gluten para que pudiese probarlo mi nieto, tal vez debería de haber dejado reposar más la masa, o a lo mejor la culpa la tuvo el queso. El caso es que me encontré con una masa de textura muy parecida a la masa quebrada, que no servía en absoluto para mis planes y también me encontré con el relleno preparado. Sin problemas, se forra  un molde con la masa, se vuelca el relleno encima, y tenemos esta tarta de nueces. Os cuento lo que lleva y la receta paso a paso.

Ingredientes:

300 gr. de harina (yo usé sin gluten)
50 gr. de aceite de oliva
75+100 gr. de azúcar
150 gr. de crema de queso
200 gr. de nueces
1 huevo + 1 yema
1 cucharadita de esencia de almendras
3 + 1 cucharadas soperas de leche
1 cucharada de esencia de vainilla
1 sobre de levadura
4 cucharadas de agua
una pizca de sal
Azúcar glas (para decorar)

Preparación:

Preparamos la masa poniendo en un bol el queso, el aceite, tres cucharadas de leche, 75 gr. de azúcar, el aroma de vainilla y la sal. Mezclamos bien. Tamizamos la levadura con el harina, y vamos añadiendo poco a poco el harina hasta que tengamos una masa homogénea. Reservamos en el frigórifico

Si nos queremos ayudar de la Thermomix, ponemos en el vaso el queso, el aceite, tres cucharadas de leche, 75 gr. de azúcar, el aroma de vainilla y la sal y programamos 10'' velocidad 6.


Añadimos la mitad del harina y programamos otros 10'' velocidad 6. Incorporamos el resto de harina y la levadura, y amasamos 1 minuto, vaso cerrado velocidad espiga. Retiramos la masa y la reservamos en el frigorífico.


Preparamos el relleno en la Thermomix o en cualquier otro procesador.  En el vaso  ponemos las nueces, los 100 gr. de azúcar restantes, el huevo, el agua y la esencia de almendra. Mezclamos 15'' a velocidad 6.


Engrasamos un molde bajo redondo o rectangular. Como os he dicho antes, esta no es la masa que tenía prevista. Con esta vamos forrando el molde como hacemos con la masa quebrada, la masa de galletas, etc. Apretamos bien y alisamos con una cuchara. Reservamos la masa sobrante.

Vertemos el relleno y lo repartimos por toda la superficie. Amasamos la masa sobrante y cortamos algunas formas con un corta pastas, que vamos colocando por encima.


Mezclamos la yema de huevo que nos quedaba con una cucharada de leche y pintamos las figuras que decoran la tarta. La mezcla sobrante la rociamos por encima del relleno.


Metemos al horno previamente precalentado a 180º  durante 30'. Como cada horno es un mundo, es mejor que vigiléis a partir de los 25' y cuando la tarta tenga un bonito color dorado estará lista. Normalmente entre 30 y 35 minutos.


Dejamos templar en una rejilla unos diez minutos y si queremos ya la podemos comer así, templadita y acompañada de un helado de vainilla.



Yo la llevé a casa de mi hija, y no encontré helado en su barrio :(

También fría está deliciosa. La espolvoreamos con azúcar glas y es un estupendo acompañamiento para un café después de comer o a media tarde.


Hay veces que las recetas se nos tuercen, pero otras aunque se nos tuerzan al final el resultado merece la pena.


Bon appétit

12 noviembre 2014

Niscalos o Rovellones al ajillo con huevo escalfado


Estamos en plena temporada de setas, pero yo no soy de las que voy por ahí a cogerlas, aunque lo he hecho en alguna ocasión y me parece muy divertido, pero como no soy buena conocedora ni de las especies ni de los mejores sitios para ir a cogerlas, me limito a comprarlas en el mercado. Las veces que he ido me he limitado a coger níscalos o rovellones como les llaman en Cataluña, ya que son inconfundibles y no hay peligro.


Ingredientes:

  • 1/2 kg. de níscalos o rovellones
  • 2 dientes de ajo
  • 100 gr. de jamón serrano picado
  • 1 guindilla
  • 2 huevos (uno por comensal)
  • Pimentón de la Vera (opcional)
  • Aceite de oliva
  • Sal en escamas


Elaboración:

Lavamos los níscalos con cuidado pero con esmero. Yo utilizo un cepillo de dientes que tengo en exclusiva para la verdura. Los meto debajo de chorro de agua fría y los voy cogiendo con cuidado mientras los cepillo. Luego les quito el trozo de tronco que ha estado más arraigado y a continuación los cortamos en tiras. Los ponemos en un escurridor y volvemos a darles un agua.


Laminamos los dientes de ajo y si nos gusta mucho la guindilla también. Yo la echo entera para poder localizarla fácilmente.


Cubrimos el fondo de una sartén con aceite de oliva y rehogamos los ajos con la guindilla, en cuanto empiecen a coger color añadimos los níscalos y los dejamos hacer durante 5 minutos.


Por último añadimos el jamón picado y dejamos que se hagan los níscalos en su jugo durante otros 5-7 minutos.


Mientras tanto escalfamos unos huevos, podemos hacerlo de distintas maneras, a mi la que más me gusta es poniendo papel film y aceitándolo y luego hacemos un paquete con el huevo, podéis verlo aquí. Esta vez los he preparado poniéndolos en un cazo aceitado y sumergiéndolos en agua hirviendo durante 3-4 minutos.


Emplatamos y añadimos una pizca de sal Maldon o en escamas por encima de la yema del huevo.


¡Deliciosos!


Y si te sobran, al día siguiente te los comes acompañando una pata de pulpo a la plancha con pimentón de la vera y aceite de oliva ;)


Otras recetas de setas: Rovellones con huevo poché al ajo negro, Jamoncitos con salsa de naranja con setasMacarrones con setas y huevo poché, Rolling pizza de setas y rúculaLentejas pardinas con boletus, Solomillo con salsa de castañas y setas,

Bon appétit